La Celulítis, sus causas y tratamiento

La Celulítis, sus causas y tratamiento

Hoy  conocerás todo lo que debes saber sobre ¿Qué es la celulitis? y mucho más. Continúa leyendo!

La Celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo,  que afecta a un 99% de las mujeres en mayor o menor medida. Este trastorno no siempre lleva asociado un exceso de peso, también se observa en personas delgadas.

La Celulitis, aunque no pone en riesgo la salud, es considerada un problema estético, que modifica contornos, causas, molestias y mina la autoestima de quien la padece.

¿Dónde comienza la Celulitis?

La piel es un órgano vital del ser humano, que recubre muestro cuerpo con el fin de alisarlo y protegerlo de las agresiones externas. Este órgano es imprescindible para la vida. Está formado de 3 capas:

  • Epidermis: es la capa más externa.

Su misión es la de reponer células y producir melalina, que da color a nuestra piel.

  • Dermis:

Es la capa intermedia y contiene vasos sanguíneos  de terminaciones nerviosas y glándulas sudoríparas.

  • Hipodermis:

Es la que contiene en su mayor parte las células, que almacenan grasa y que se denominan Adipocitos. Los Adipocitos acumulan sustancias grasas con el fin de regular la temperatura corporal y amortiguar posibles impactos externos. Cuando el almacenamiento de grasas no se armoniza con el desgaste de éstas, se produce un aumento en la talla corporal. Así los Adipocitos o células grasas aumentan su tamaño y empujan la piel creando pequeños abultamientos o protuberancias, que se manifiestan al exterior con el nombre de piel de naranja.

¿Cómo se forma la Celulitis?

 La Celulitis se forma por deficiencias de la circulación y activación hormonal, la genética y el ritmo de vida sedentario, son un factor importante.
La falta de actividad física empeora la situación. La práctica de ejercicio activa la circulación sanguínea y el metabolismo de las células grasas.

¿Qué puede suceder si se descuida la Celulitis?

La Celulitis se convierte en un trastorno progresivo incapaz de curarse espontáneamente, por lo que no podemos esperar  a la desaparición milagrosa, ya que cuando aparece, lo hace con afán de permanencia y con el tiempo irá evolucionando hasta adquirir unas proporciones desconcertantes.
Es muy importante tratarla bien desde el principio. Si utilizamos alguna medida terapéutica inadecuada será cada vez más difícil resolver el problema.

Celulitis y Varices

Si aparecen la Celulitis y las Varices juntas, se trata de una deficiencia venosa, por eso la Celulitis puede complicar un trastorno varicoso y viceversa.
Cuando se tienen Varices, la circulación de retorno es lenta y los productos de desecho se acumulan con más rapidez, que se eliminan de modo, que al formarse productos de desecho se dificulta la microcirculación en células y tejidos, agravándose la Celulitis.
Para aspirar a mantener las piernas en buen estado hay, que conseguir una excelente circulación sanguínea.
Una alimentación inadecuada, una dieta excesiva en calorías, da lugar a un aumento de peso, de las células grasas, entonces así se empeora aún más el proceso celulítico. También hay que tener en cuenta la relación existente entre el socio (la Sal) y la Celulitis.
El exceso de sodio en la dieta produce edema o retención de líquidos, lo cual es más agravante.
Una alimentación baja en sodio junto con la ingesta de 1’500 L. de agua, facilita la eliminación de toxinas y reduce el edema.
  • El estrés. Las tensiones acumuladas dificultan la circulación, así los desechos no se eliminan bien.
  • Alcohol y tabaco: mayor toxinas más trabajo en depurar el material de desecho y dificulta una correcta circulación.
  • Tacones altos y vestimenta apretada: empeoran la circulación de retorno y provoca la aparición de varices.
  • Factores hormonales: la aparición de Celulitis está relacionada con altos niveles de estrógenos, lo que da lugar a edema, retención de líquidos. La pubertad, el embarazo, la menopausia,  el síndrome pre-menstrual, el uso de píldoras anticonceptivas, son todas situaciones donde las hormonas sufren desorden.

Cómo eliminar la Celulitis

Para saber como eliminar la Celulitis de verdad, uno debe centrarse en las causas, no en los síntomas.
Luce este verano:
  • Tu minifalda favorita.
  • Piel lisa
  • Usa el bikini que tanto te gusta.

Consejos:

  • Tener mucho cuidado con: dulces, fritos, alcohol, hidratos de carbono
  • Hacer 5 comidas al día, si es posible.
  • Comer con muy poca sal.
  • Andar y hacer ejercicio, nadar, bailar… Lo que más te guste.
  • Beber 2 L de agua al día.
  • Aplicar crema anticelulítica todos los días del año, desde debajo del pecho hasta el tobillo, para activar la circulación
  • Se recomienda tomar drenantes naturales, con algún complejo vitamínico, ya que con la dieta, el ejercicio y en primavera con el cambio de estación, bajan las defensas.

Tratamientos Corporales Anticelulíticos

Si puedes hacerte un tratamiento profesional la eliminarás mucho más rápido. Tratamientos que puedes utilizar:

Ver MásVer Más

Recibe Nuestras Promociones

Comentar