Presoterapia

Presoterapia

Eliminación de celulitis

Tratamiento corporal con Presoterapia

La presoterapia es un método terapéutico natural utilizado en fisioterapia y medicina estética que, a través de un masaje especializado, estimula la circulación mediante la aplicación de presiones sobre las distintas partes del cuerpo.

Se trata del mejor método para librarse de la celulitis, moldear el cuerpo y eliminar toxinas; al mismo tiempo que corrige distintas alteraciones del sistema circulatorio.

la presoterapia es un tratamiento exclusivo de desintoxicación, que a través de un drenaje linfático Mecánico eficaz, ayuda a promover el cuerpo de las funciones naturales de compensación toxina. La oxigenación y revitalización del tejido ayuda a adelgazar y redefinir las piernas, el estómago y los brazos al tiempo que mejora el tono de la piel.

Resultados y Beneficios de la presoterapia

  • Los beneficios de la presoterapia son los siguientes:

– Mejora el sistema circulatorio, aumentando el oxígeno en el cuerpo y disminuyendo la tensión sanguínea.– Mejora el sistema linfático, al nutrir mejor las células y eliminar toxinas, al mismo tiempo que se estimula el sistema inmunológico.

– Estimula y tonifica músculos y articulaciones, ayuda a relajarlos y alivia la fatiga proporcionando una agradable sensación de bienestar.

– Relaja los músculos abdominales e intestinales, mejorando el funcionamiento del aparato digestivo.

Estos beneficios quedan reflejados en nuestro cuerpo, convirtiéndose así la presoterapia en un complemento ideal para adelgazar, además de constituir una técnica muy utilizada en medicina deportiva.

Cuando se usa la Presoterapia

La presoterapia está indicada para mejorar la circulación, cuando existen problemas en postoperatorios, como complemento de tratamientos contra la obesidad, la celulitis, varices; y ante problemas de retención de líquidos, consiguiéndo un perfecto drenaje linfático, a través del que se eliminan toxinas y grasas acumuladas.

Además alivia, significativamente, muchos problemas de salud como el reumatismo, las migrañas o la retención de líquidos y es un gran aliado en los tratamientos pre y post-liposucción, anti-estrés, piernas cansadas, e hinchazón localizada.

Durante los embarazos se usa para mejorar el aspecto de la piel y evitar la sensación de pesadez en las piernas y en los postpartos ayuda a la paciente a recuperar la figura; utilizándose también en el tratamiento de las alteraciones orgánicas que causa la menopausia, como la acumulación de líquidos, osteoporosis, celulitis, dolores musculares, sobrepeso etc.

Se trata de una técnica poco invasiva, sin riesgos, que puede aplicarse en todas las edades y que proporciona además una agradable sensación de relajación y bienestar.

Procedimiento y Tratamiento de la presoterapia

 

El tratamiento de presoterapia se efectúa introduciendo las extremidades corporales en unas botas o manguitos, con una doble pared que forma una cámara hinchable, donde con ayuda de un compresor se insufla aire a una presión correctamente dosificada sufriendo así las zonas a tratar, compresiones que activan la circulación.

Se activa así la circulación, al originarse un aumento del paso del líquido intersticial al interior de los capilares y vasos linfáticos, que favorece la reabsorción de edemas, al mismo tiempo que el masaje facilita el deslizamiento fisiológico del flujo venoso y linfático.

La duración puede ser variada, dependiendo de la gravedad del problema de cada persona y la efectividad de la técnica en cada caso, pero durante el primer mes se deberá realizar al menos un par de veces a la semana, para ir distanciando las visitas posteriormente.

Además la presoterapia puede tratar todo el cuerpo, especialmente abdomen, piernas y brazos.

Eliminación de celulitis

Causas de la celulitis

Son múltiples y se produce por una sumatoria de ellas, entre las cuales cabe destacar:

• Aumento del tejido graso: Dado que esta es una enfermedad del tejido adiposo subcutáneo, si existe sobrepeso hay mayor riesgo de desarrollar celulitis.
•  Alimentación incorrecta: Cuando el hígado está sobrecargado no es capaz de desintoxicar el cuerpo y las toxinas tienden a acumularse en los espacios intercelulares favoreciendo la aparición de la enfermedad.
• Vida sedentaria: El ejercicio aumenta el flujo circulatorio por la mayor demanda de oxígeno de los músculos que además queman energía que proviene de los adipocitos.

• Estrés: El estrés altera las funciones del hipotálamo que regulan el equilibrio autónomo, incluyendo la secreción hormonal, produciendo alteraciones como: aumento de la retención de líquidos, insomnio o irritabilidad, aumento del apetito y la disminución natural de las defensas inmunitarias.

• Hábitos de vida: Fumar, beber mucho café o alcohol, no respetar el horario fisiológico del sueño, usar ropa que impida el movimiento (como medias, zapatos de taco alto o pantalones ajustados) y consumir drogas, pueden llevar o agravar la celulitis.

• Problemas hormonales: Disfunción o sensibilidad excesiva a los estrógenos aumenta la acumulación de los líquidos intersticiales.